Cuidado de las Catitas
Los más populares

Estas pequeñas aves, son una de las más comunes como mascotas en los hogares chilenos y pertenecen a la variedad de las cotorras, aunque en nuestro país se les conoce comúnmente como Catitas.
Las Catitas son originarias de Australia y se han expandido por el mundo gracias a la facilidad con la que se reproducen y a la relativa resistencia física que poseen. Esta especie de cotorra, conocida en el mundo como Perico Australiano, fue descrita por primera vez en 1774 por Shaw y llegó a suelo europeo en 1840 gracias a John Gould, un conocido ornitólogo inglés.
La Catita es uno de los más famosos miembros de la familia de los psitácidos gracias a la mencionada resistencia física y a la facilidad de adaptación al medio ambiente. Son mascotas dóciles, de muy larga vida para ser aves -entre 12 y 15 años aproximadamente- y de mantención muy económica aunque, como todo animal, siempre necesitará de cuidados especiales de su amo.
Los aspectos más importantes a considerar son la higiene del aviario y la tranquilidad, ya que el sistema nervioso de estas aves es muy delicado y un susto podría ser fatal.

Características

Durante su vida, las Catitas atraviesan varias etapas que ayudan a determinar su edad, en ellas su apariencia va cambiando y puede percibirse a simple vista, salvo en aquellas que son albinas o de colores muy claros. En la infancia y juventud las Catitas presentan plumas onduladas con las puntas de color negro sobre sus cabezas, las que se unen y forman marcas que llegan hasta la nariz. Si ya es un ave adulta la frente estará despejada de color negro. En la adolescencia el color de la cerilla -parte superior del pico- se define, las plumas toman más color y en el ojo se forma un círculo blancuzco que luego se convertirá en una especie de pupila. En la vejez, la cerilla empieza a perder el color y se reseca, la pupila pierde tamaño y el plumaje su brillo.
Para identificar el sexo de estas aves basta con saber que el macho tiene la cerilla azul y la hembra marrón, aunque este método no es aplicable a todas las Catitas, pues las llamadas "catitas de fantasía" escapan a la regla, ellas son producto de manipulaciones genéticas para dar más vida a sus colores y el de la cerilla no está bien definido en cuanto a macho y hembra.
La catas naturales, en todo caso, se reproducen con mayor facilidad que las de fantasía y se dice que las verdes son mejores madres.

Hábitat

La pajarera debe ser lo suficientemente grande para que las Catas puedan moverse libremente y ubicarse en un lugar tranquilo e iluminado, pero no a pleno sol. Cuando llega la noche debe ser trasladada a un lugar oscuro, tranquilo y en invierno cubrirla con una manta. A la pajarera no deben llegarle corrientes de aire ni humedad excesiva.
Dentro de la jaula puede ponerse una rama para que las aves puedan posarse o cuerdas de cáñamo.
Es recomendable que en la pajarera existan más nidos que hembras, pues ellas elegirán a su antojo cuál es el mejor. En un aviario espacioso pueden convivir varias parejas, siempre y cuando haya nidos para todos. El nido más común es aquel cubo de madera con un orificio redondo y una tapa corrediza.

Alimentación

Los elementos fundamentales son las semillas y los cereales, específicamente el mijo blanco, el alpiste y la avena. A las Catas les encanta el panizo, mijo blanco en rama, pero no es esencial en su dieta. En el mercado también se encuentran barras de semillas de frutas. Los dueños de Catas pueden alternar estos productos, pero hay que tener en cuenta que cuando vean algo desconocido no se acercarán de inmediato.
Las verduras también son importantes en la dieta, especialmente la lechuga, aunque no debe dárseles muy seguido para evitar diarreas. También pueden comer zanahorias espinacas y acelgas, siempre bien lavadas y secadas para evitar diarreas. Entre las frutas que pueden consumir están la manzana y la pera. Otra cosa que les gusta mucho es el huevo duro y recibirán felices algunos bizcochos o galletas integrales.
Nunca es aconsejable, aunque algunos lo hacen, proporcionarles pan remojado en leche, pues la lactosa impide a las aves digerir correctamente las semillas y cereales y puede provocarles diarrea.

Reproducción

Mientras el macho y la hembra vivan en el mismo aviario se mantendrán juntos, pues los Pericos Australianos son monógamos de por vida, salvo que sean separados de su pareja. Algunas veces una pareja, por más unida que sea, no cría. La técnica que los incentivará a hacerlo es introducir en la jaula un ave desconocida que provocará celos. Además, hay que fijarse muy bien que la pareja esté compuesta por un macho y una hembra.
El cortejo comienza cuando el macho da suaves picotazos a la hembra en la cerilla, él insistirá hasta lograr su objetivo: ser aceptado por la hembra, la que le dará el sí recibiendo la comida que éste deje en su boca. La hembra seleccionará un nido, lo limpiará y estará atenta para no perderlo.
Aproximadamente 12 días después de iniciado el cortejo empieza la postura de huevos, una vez que la hembra pone el primero no saldrá del nido más que para comer y hacer sus necesidades. Es aconsejable supervisar el nido sólo cuando la Catita salga a comer, ya que si se le molesta mucho puede decidir abandonar el nido y sus huevos. Se ponen entre 4 y 8 huevos. La incubación se extenderá alrededor de 18 días, tiempo durante el cual el macho protegerá la entrada del nido y alimentará a la hembra para que salga lo menos posible.

Los polluelos salen rosados, ciegos y desnudos del cascarón, pero ese aspecto dura poco, pues a la primera semana abrirán sus ojos y las plumas crecen muy pronto. El macho coopera todo el tiempo en su alimentación, hasta que salen del nido. Se recomienda que cerca del veinteavo día de vida de los polluelos, cuando empiezan a mostrarse, el dueño los revise y limpie su pico y sus patas del guano, pues la acumulación de éste puede provocar mal formaciones. Los polluelos no deben ser tocados por el hombre mientras no tengan plumas.



coualfux@gmx.net
Copyright © 2002 [Adrian G. Bulovacich]. Reservados todos los derechos.
Revisión: 16 de Mayo de 2002